Xbox One

Un disco duro externo Xbox One es una unidad de almacenamiento que te servirá para guardar los datos que por razones de espacio no puedes tener en tu consola. Este producto lo puedes conseguir con una capacidad de hasta 4 TB que le permiten almacenar más de 100 juegos de Xbox One y, tan sencillo como solo conectarlo e instalar los juegos en el disco duro.

Su tamaño compacto sin cable de corriente significa que es ideal para tu sala de estar, e incluso es tan ligera y fácil de transportar que la puedes llevarla a casa de tus amigos. La interfaz USB 3.0 brinda una experiencia de juegos acelerada al máximo que es como jugar desde el disco duro de tu consola.

¿Cuál disco duro externo Xbox One escoger?

Disco duro externo Xbox One

Aunque tengas el juego en físico de igual forma debes instalarlo en el disco duro de la consola para poder utilizarlo, es decir que si no eres un fanático de los juegos puedes vivir tranquilamente con la capacidad de almacenamiento que tiene tu Xbox One, pero si eres todo lo contrario existe la posibilidad de escoger el disco duro externo para Xbox One que mejor se adapte a tus necesidades y presupuesto.

Capacidad de almacenamiento

Para que la unidad de disco duro externo sea compatible con tu Xbox One esta debe tener una capacidad de almacenamiento de por lo menos 256 gb o superior. Evidentemente mientras mayor sea la capacidad más juegos podrás guardar, esto depende enteramente de las necesidades del consumidor ya que en el mercado existen, discos duros de hasta 4 TB.

La capacidad de almacenamiento no es la única característica que debes tomar en cuenta para comprar tu disco duro externo, este producto debe disponer de un puerto USB 3.0, ya que Microsoft quiere que los datos se transfieran rápidamente entre la Xbox One y el disco externo, actualmente la mayoría de las unidades externas poseen esta cualidad.

¿Cómo poner disco duro externo Xbox One?

Si el disco duro es nuevo probablemente no habrá ningún inconveniente, pero si es alguno que adquirimos de segunda mano o que ya estábamos usando y tiene datos guardados, será mejor que pasemos esta información a otro lado si realmente es necesario conservarlos puesto que al instalar por primera vez el disco, la consola nos pedirá que formateemos la unidad y automáticamente se borrará toda la información.

Luego de haber instalado nuestro disco duro externo, preparado y lo haya reconocido correctamente la Xbox One, podemos utilizar el espacio disponible en disco para almacenar juegos, aplicaciones o contenido multimedia. Es una realidad de que los videojuegos cada vez son más pesados y ocupan más espacio mientras que la capacidad de la Xbox One es de tan solo 500Gb a 1Tb.

Es necesario tener en cuenta la utilidad que le vamos a dar a nuestra consola antes de adquirir un disco duro externo, a que, si además deseamos reproducir contenido multimedia desde una unidad externa, lo primero que tenemos que hacer es instalar la aplicación Reproductor multimedia desde la tienda. Una vez hecho esto, únicamente tenemos que seleccionarlo para reproducir lo que queramos.

Quizás te interesen otras ofertas:

5/5 (1 Review)